Home Our fudges The house fudgerie logo the boutique Boutique La Fudgerie en ligne Our letters patent
The Trait-Carre the house history Genealogy precious memories Our references
Si les murs pouvaient parler
 

El censo de población de 1666 muestra que Jacques Bédard aún vivía con sus padres Isaac y María Girard. No obstante, en 1667, Jacques Bédard vivía con Élizabeth Doucinet, hija del Rey, (fille du Roy) llegada en 1666 y con quien se había casado el mismo año. El número de hogares, asociados a la familia Jacques Bédard, y los nombres de los propietarios de los hogares precedentes y siguientes confirman bien que se trata de la concesión sobre la cual esta construida nuestra casa.  Elizabeth Doucinet muere en 1710 mientras que Jacques Bedard muere en 1711 despues de haber tenido 18 hijos.

La transcripción de algunos de los documentos notariales demuestra que la casa fue construida antes de 1711 ya que le fue prometida al hijo Charles antes de su boda prevista en 1712. También observamos que Jacques Bédard falleció a finales de 1711 y que la lectura de los documentos notariales fue hecha en la casa de Charles Bédard. Él se había echo dueño como había sido convenido el 3 de marzo de 1711, por el acto notarial (documento Frances) Cadena de títulos.

Además, un extracto del inventario de 1751 (documento Frances) demuestra claramente que la descripción de la casa corresponde a la descripción actual a tal punto que sería fácil reconstituir de modo bastante preciso cada una de las habitaciones.

Podemos afirmar que la familia Jacques Bédard estubo criada sobre estas tierras.

Observamos que las aberturas en la fachada son asimétricas, lo que caracteriza el estilo colonial francés, que las ventanas son de 2 batientes y que la pequeña ventana situada sobre la pared trasera es reveladora de una casa muy antigua. Ciertas referencias nos señalan que la cocina de verano situada en la bodega, con su hogar, también testimonia una casa muy vieja.

Sabemos que la casa perdió su bello tejado catedral a principios de 1900 para adoptar el tejado de Mansart, que caracterizaba el estilo Segundo imperio.

Restauramos la planta baja en 2000 y lo que encontramos de la pared interior más vieja de la casa, refuerza el hecho de que se trata de una construcción muy vieja. (Clavos forjados, 2X6X8 en cortezas, vigas redondeadas por el interior para acoger las vigas transversales.)

También podemos analizar, la parte de la bodega, las porciones restantes de vigas redondeadas y trabajadas a la hacha. Estas vigas son representativas de una construcción muy vieja.

Esta casa de piedra demuestra las habilidades de Jacques Bédard ya que era albañil de oficio y que la mayoria de las construcciones que hizo fueron de piedra.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La empresa Patri-Arch describió en el sitio Web de Charlesbourg (lectura de 2001) que esta casa excepcional era una diestra síntesis de añadidos de épocas diversas y que se puede fácilmente leer los tres tiempos de esta vivienda: al inicio la casa con estilo frances expresado por las paredes de piedras macizas del cuadrado, despues, la transformación del tejado con la construcción de un armazón en Mansart, inspirada del estilo Segundo imperio y la ocupación autonoma de la cumbre y la construcción de una entrada independiente.

La revista Le Charlesbourgeois, volumen  no 7, 1990, Las casas ancestrales, permite familiarizarnos con el análisis de los principales modelos arquitectonicos que encontramos en Charlesbourg.    

Varias características, de la casa Élizabeth Doucinet, subrayan la influencia de las casas de inspiración francesa del 1690 al 1760:

  • La  importancia de la cumbre con relación a las paredes, la altura
    del tejado que a menudo es el doble de la de las paredes.
    (El tejado de nuestra casa ha sido rehecho al principio
    del siglo 19 y entonces perdió su tejado a dos vertientes).
  • Elevación débil de modo que la planta baja toca casi la tierra.
  • Ninguna simetría se observa en la disposición de las aberturas.
  • El empleo de la piedra da indicios sobre la riqueza de ciertos propietarios que se podian pagar el lujo de contratar un albañil. (Jacques Bédard era albañil de profesión).
  • Las ventanas son compuestas de varios pequeñas baldosas de vidrio,
    hay hasta 24.  El perfeccionamiento de los procédées de fabricación
    del vidrio permitirá más tarde dotar las ventanas de baldosas
    más grandes.

Características de la casa de transición franco-quebecoise (1750 a 1820),
en ellas reconocemos:

  • Esta casa posee buhardillas aguilón y dos grandes chimeneas
    que se elevan y sobrepasan el tejado.
  • Los Quebécois tenían la costumbre de dividir su casa de delante
    hacia detrás. (Hemos comprobado esta división en el momento
    de la restauración del 2000) Esto da dos cuartos principales
    en la planta baja, uno de cada lado de la casa. Para calentar
    correctamente estos dos cuartos, lo necessario fue de instalar
    una chemenea en cada extremo de la casa. Los albañiles
    por lo tanto planearon una chimenea al extemo de cada aguilón.